La Asociación - Estatuto




TITULO 1 

Objeto y naturaleza de la Asociación.

Artículo 1.— La Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio de Nuestra Señora del Pilar de Madrid, tiene por objeto mantener y perpetuar el espíritu adquirido en el Colegio y potenciar las relaciones de amistad y compañerismo derivadas de la pertenencia al mismo, así como el auxilio y ayuda, moral y material, a los antiguos condiscípulos. 
La Asociación, como entidad de derecho privado que es, goza de personalidad jurídica de conformidad con lo establecido en el Código civil, y, por tanto tendrá plena capacidad, incluso para adquirir, poseer y enajenar bienes y derechos. 
Sin perjuicio de lo dispuesto en estos estatutos, la Asociación se regirá por la le- gislación vigente. 
Artículo 2.— El domicilio de la Asociación se fija en Madrid, calle Castello número 56. 
La Junta Directiva podrá acordar el cambio de domicilio, dentro de la ciudad de Madrid. 
Artículo 3.— Para mantener y perpetuar el espíritu colegial, la Asociación organizará actos, propondrá reuniones y nombrará comisiones que faciliten el estudio de las distintas necesidades. 
En especial, promoverá y fomentará las reuniones de antiguos alumnos por pro- mociones. 
Artículo 4 .— El auxilio se llevará a cabo en forma de apoyo moral y, en los casos en que las necesidades así lo exijan, en forma de socorros materiales. 
Artículo 5.— El auxilio y ayuda material podrá extenderse, en su caso, al conyúge, descendientes y ascendientes de los antiguos alumnos. 
Este auxilio material podrá llevarse a cabo, siempre que la economía de la Asociación lo permita 
Artículo 6.— Para mantener el espíritu adquirido en el Colegio, la Asociación, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 3, podrá establecer y patrocinar premios con las bases y requisitos que estime precisos. 
Artículo 7.— Para el logro de sus fines y teniendo en cuenta su personalidad, la Asociación podrá establecer, contactos y apoyar las organizaciones que, patrocinadas por antiguos alumnos del Colegio, redunden en beneficio de los pertenecientes a la Asociación o sus familiares. 
Así mismo podrá patrocinar cuantas manifestaciones, culturales o no, que la Junta Directiva estime oportunas.

 

TITULO II 
Condiciones para formar parte de la Asociación. 

Artículo 8.— Podrán formar parte de la Asociación los alumnos que hayan cursado estudios en el Colegio de Nuestra Señora del Pilar de Madrid, acepten los presentes estatutos, se inscriban de forma voluntaria en la misma y sean aceptados por la Junta 
Directiva. - 
La no admisión por la Junta Directiva deberá ser motivada. 
La plenitud de derechos por parte de los asociados sólo se adquirirá con la mayoría de edad. 
Artículo 9.— Los miembros de la Asociación, podrán ser: 
a) numerarios
b) adheridos
c) honoríficos 
Artículo 10.— Son socios numerarios los antiguos alumnos que paguen la cuota que por los órganos directivos se fije y sea aprobada por la Asamblea General. 
Artículo 11.— Son socios adheridos los antiguos alumnos de colegios marianistas que, previa acreditación de sus estudios continuados en dichos colegios, sean admitidos por la Junta Directiva. 
Artículo 12.— Son socios honoríficos los antiguos alumnos que pertenezcan a la Compañía de María y aquellos que, a juicio de la Junta Directiva merezcan tal distinción. 
Artículo 13.— Los asociados numerarios de pleno derecho, podrán: 
1.- Asistir a los actos organizados por la Asociación. 
2 .- Asistir con voz y voto a las Asambleas Generales. 
3.- Elegir y ser elegidos miembros de la Junta Directiva. 
Los asociados adheridos y honoríficos podrán asistir a los actos de la Asociación y a las Asambleas Generales, con voz pero sin voto, pero no podrán formar parte de la Junta Directiva. 
Artículo 14.— La Junta Directiva, podrá excluir de la Asociación a cualquier asociado que, de palabra u obra, atente contra los fines de la Asociación señalados en el artículo 1, y a quien incumpla el pago de las cuotas que se fijen, salvo por fuerza mayor.


TITULO III 
Organización de la Asociación. 

Artículo 15.— Los órganos de la Asociación son la Asamblea General y la Junta Directiva. 
El Padre Provincial de la Compañía de María responsable del Colegio del Pilar es, por derecho propio, Presidente de Honor de la Asociación.

CAPITULO 1. 
De la Asamblea General 
Artículo 16.— La Asamblea General se compone de todos los asociados y se reunirá, al menos, una vez al año, procurando su coincidencia con la fiesta de la Virgen del Pilar, convocándose con 15 días de antelación. 
Así mismo se reunirá cuando la convoque la Junta Directiva por sí o a instancia de un diez por ciento de los asociados numerarios de pleno derecho. 
Tendrán derecho de asistencia todos los asociados, en las condiciones determina- das por estos estatutos, pudiendo delegar su representación para cada Junta, por escrito y en favor de otro asociado. 
Será presidida por el Presidente de la Asociación. 
Los acuerdos se tomarán por mayoría y serán válidos cualquiera que sea el número de asistentes. 
Artículo 17.— Corresponde a la Asamblea General: 
a) Nombrar los miembros de la Junta Directiva, distribuyendo entre ellos los cargos de Presidente, Vicepresidentes 1.0 y 2.°, Tesorero y Secretario. 
b) Hacerse cargo de la Memoria anual relativa a los trabajos y estado de la Asociación, presentada por el Secretario. 
c) Aprobar las cuentas anuales de la Asociación, que estarán a disposición de los asociados, en la Secretaria, con quince días de antelación al fijado para la celebración de la Asamblea anual. 
c) Aprobar los presupuestos anuales y fijar las cuotas de los asociados. 
d) Modificar los estatutos de la Asociación. 
t) Ratificar los convenios acordados por la Junta Directiva con otras Asociaciones u Organismos públicos o privados. 
g) Cualquier otro asunto de interés que proponga la Junta Directiva.

Capítulo II. 
De la Junta Directiva. 
Artículo 18.— La Junta Directiva estará formada por catorce miembros, elegidos por mayoría de votos en la Asamblea General. A estos efectos se deberán presentar las candidaturas, avaladas por la firma de diez socios de pleno derecho, con ocho días de antelación al de la celebración de la Asamblea General. 
Para ser miembro de la Junta Directiva se deberá acreditar haber cursado al menos cuatro cursos en el Colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. 
Los cargos de los miembros de la Junta Directiva, que serán designados por la Asamblea, tendrán carácter gratuíto, y una duración de cuatro años, pudiendo ser reelegidos por una sola vez. Hasta transcurridos cuatro años del cese no podrán ser nuevamente propuestos para formar parte de la misma. 
Artículo 19.— La Junta Directiva se renovará por mitad cada dos años. 
Si se produjera alguna vacante en los miembros de la Junta Directiva, ésta podrá nombrar, de entre los asociados, una persona para cubrir dicha vacante, debiendo ser refrendado su nombramiento por la Asamblea General; la persona nombrada ejercerá su cargo por el tiempo que le quedara en el cargo a la persona que hubiera producido dicha vacante. 
Tendrá derecho de asistencia a las reuniones de la Junta Directiva, con voz pero sin voto, un representante permanente nombrado por la Compañía de María, debiendo recaer el nombramiento necesariamente en algún Religioso Marianista que haya ejercido su apostolado en el Colegio de Nuestra Señora del Pilar de Madrid. 
Así mismo podrán asistir a las reuniones de la Junta Directiva, con voz pero sin voto y en calidad de Asesores los que hayan sido Presidentes de la Asociación. 
Artículo 20.— La Junta Directiva se reunirá al menos tres veces al año y siempre que la convoque el Presidente. 
Para que sus acuerdos sean válidos deberán asistir a la reunión, presentes o representados, la mitad más uno de sus miembros. Los acuerdos se tomarán por mayoría y caso de empate el voto del Presidente o de quien haga sus veces, será decisorio. 
Artículo 21.— Las votaciones de la Junta Directiva serán secretas. 
Artículo 22.— Corresponde a la Junta Directiva la administración, gestión y representación de la Asociación y, en particular, sin que la enumeración tenga carácter restrictivo sino únicamente enunciativo: 
1.- Admitir o denegar el alta de socios. 
2.- Resolver las peticiones de ayuda que se presenten a la Asociación. 
3.- Representar a la Asociación en todos los asuntos en que estuviere interesada pudiendo celebrar y suscribir los convenios que estime beneficiosos para la Asociación, a reserva de su ratificación por la Asamblea General. 
4.- Abrir, seguir y cancelar cuentas corrientes, girar contra las mismas, ordenar transferencias y, en general, percibir y cobrar cuentas cantidades fueran adeudadas a la Asociación. 
5.- Disponer de los fondos de la Asociación para atender a las finalidades y objeto de la misma. 
6.- Aceptar donaciones y subvenciones en especie o en metálico. 
7.- Proponer a la Asamblea General las cuotas que deberán satisfacer los socios. 
8.- Presentar escritos y recursos en cuantos asuntos estuviere interesada la Asociación. 
9.- Conferir toda clase de poderes en favor de la persona que estime conveniente, con las facultades, de entre las expresadas, que tenga a bien, y revocar los poderes otorgados. 
10.- Proponer, en su caso, a la Asamblea la aprobación de un reglamento de régimen interior. 
Artículo 23.- El Presidente de la Junta Directiva, y en su defecto, el Vicepresidente 1º, ostentan la representación de la Asociación en todas las relaciones civiles, laborales y judiciales, sin perjuicio de que se pueda delegar en cualquiera de sus miembros la representación para cada asunto concreto.


TITULO IV 
Régimen económico. 

Artículo 24.— Los fondos de la Asociación, para el cumplimiento de sus fines, se nutrirán: 
1.— Con las cuotas que anualmente se fijen por la Asamblea General, a propuesta de la Junta Directiva. 
2 .— Con las subvenciones a que tenga derecho o se le otorguen graciosamente. 
3.— Con las donaciones que se reciban. 
Artículo 25.— El ejercicio económico durará desde el 1 de septiembre de cada año hasta el 31 de agosto del año siguiente. 
La Junta Directiva de la Asociación estará obligada a formar un balance anual con las cuentas de la misma, que se cerrarán con fecha de 31 de agosto de cada año.


TITULO V 
Disolución de la Asociación. 

Artículo 26.— La Asociación sólo será disuelta, cuando sea imposible alcanzar sus objetivos, por la Asamblea General a la que asistan, entre presentes o representados, más de las tres cuartas partes de asociados y voten en favor de la misma la mayoría simple de los presentes y representados. 
La petición de disolución, cuando no sea propuesta por la Junta Directiva, deberá ser firmada, al menos, por el veinte por ciento de los asociados con plenitud de derechos. 
Acordada la disolución se procederá al nombramiento de un comité de liquidación, que deberá contar con un número impar de miembros y los fondos resultantes se en tregarán a la «Fundación Siempre Piralista».

Disposición Transitoria 

Los miembros actuales de la Junta Directiva de la Asociación, que lo fueren por razón de su cargo, cesarán como tales en la Asamblea General correspondiente al año 
1992. 
Los miembros actuales de la Junta Directiva de la Asociación, que lo fueren por elección, cesarán en las fechas en que a cada uno correspondería cesar según el momento en que fueron nombrados y podrán ser reelegidos por una sola vez, cualquiera que fuera el tiempo que hubieren formado parte de dicha Junta Directiva con anterioridad.

Disposición final 

Los presentes estatutos entran en vigor el mismo día de su aprobación por la Asamblea General.